top of page

Consumidor consciente y economía circular de triple impacto.

La contaminación por plásticos es uno de los desafíos ambientales más alarmantes a nivel mundial. Además de las emisiones generadas en su fabricación y el transporte, el principal impacto ambiental del plástico deriva de su aplicación en productos de corta vida útil.


Particularmente, la generación de residuos de envases plásticos se ha convertido en un grave problema por el rápido descarte. Este rápido descarte es una responsabilidad de todos, tanto de las empresas y personas como de las autoridades. Las deficiencias en los sistemas de gestión de residuos a nivel local y de la toma de conciencia poblacional, implica que los plásticos persistan por siglos en los ecosistemas y terminen fragmentándose en micropartículas que afectan particularmente la biodiversidad marina (más del 80% de los residuos encontrados en las playas bonaerenses son plásticos).



Esta problemática exige repensar tanto los hábitos de consumo como los modelos de producción y de negocios, para priorizar un enfoque de prevención en la generación de residuos evitables y de fomento de la circularidad de los materiales.

En esa línea han surgido diversas iniciativas de concientización, como el movimiento global “Julio sin plástico” que desde 2011 propone el mes de julio de cada año como una instancia para promover la reflexión sobre el uso y el consumo del plástico e impulsar cambios de hábitos que contribuyan a combatir la contaminación.


También se han expandido nuevos modelos de negocios decididos a incorporar la perspectiva ambiental a lo largo del circuito productivo y con ello agregar valor a sus productos y servicios, de manera acorde con la creciente demanda de consumo responsable. 


Durante muchos años las empresas se enfocaron en el aspecto económico sin tener en cuenta las consecuencias que ello podría traer. El mundo exige un cambio radical en función del cambio climático y las empresas y emprendimientos deben enfocarse en lo que llamamos triple impacto. 


Este concepto, el triple impacto, es un modelo de negocio que se basa en economías sustentables e inclusivas que como consecuencia de su actividad económica o productiva, miden el éxito económico, generan resultados positivos sobre el medio ambiente y fomentan el desarrollo social y de las comunidades; cualquiera de estas tres patas que no funcione lo hace inviable.

Quiere decir que es fundamental el balance justo entre la rentabilidad económica y el impacto ambiental y social que ello genere.


Siempre, las áreas de investigación y desarrollo pusieron el foco en la innovación y la búsqueda de nuevos productos y tecnologías en el consumidor y su experiencia de uso. 


El consumidor es quien evalúa permanentemente y exige mejoras. Puntualmente en los últimos años el surgimiento del consumidor responsable consciente de las consecuencias que tienen sus actos frente al medioambiente o la sociedad. Este consumidor vela por estos principios impactando en la toma de decisiones de las  empresas al momento de introducir el producto al mercado.


Hoy es más desafiante desarrollar productos y tecnologías bajo el concepto de triple impacto ya que el consumidor además de consciente, es exigente en cuanto a la performance. 


Para la reducción de plásticos de un solo uso es necesario tener en cuenta las 5R de la economía circular: Reducir, reutilizar, reciclar, recuperar y repensar en simultáneo. Actualmente, existen muchas alternativas que permiten la disminución de residuos plásticos de consumo masivo:


El uso de materiales reutilizables, biodegradables y compostables es clave al momento de introducir un nuevo producto en el mercado. De lo contrario, los consumidores se sienten acorralados y sin opciones al momento de comprar.


El desafío en el desarrollo de productos de consumo masivo tiene que incluir una nueva mirada que genere un impacto positivo a largo plazo y tener en cuenta la problemática mundial de disminuir la contaminación por plásticos. 


Además, es importante no perderse en el camino y para eso se necesita una hoja de ruta.


En nuestra próxima entrada les compartimos nuestro decálogo guía.


Hasta la próxima !


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page